La hipoxia cerebral se produce cuando el cerebro no recibe suficiente oxígeno. Esto puede ocurrir cuando alguien se está ahogando, atragantando, asfixiando o en un paro cardíaco. Lesión cerebral, accidente cerebrovascular e intoxicación por monóxido de carbono son otras posibles causas de hipoxia cerebral. La afección puede ser grave porque las células cerebrales necesitan un flujo ininterrumpido de oxígeno para funcionar adecuadamente.

[anuncio_b30 id=2]

¿Qué causa la hipoxia cerebral?

Existen muchas afecciones y eventos médicos que interrumpen el flujo de oxígeno al cerebro. El accidente cerebrovascular, el paro cardíaco y los latidos irregulares del corazón pueden impedir que el oxígeno y los nutrientes viajen al cerebro.

  • hipotensión, que es la presión arterial extremadamente baja
  • complicaciones de la anestesia durante la cirugía
  • asfixia
  • intoxicación por monóxido de carbono
  • ahogamiento
  • respirar monóxido de carbono o humo
  • viajando a grandes altitudes (por encima de 8,000 pies)
  • lesión cerebral
  • estrangulamiento
  • afecciones médicas que dificultan la respiración, como ataques de asma extrema

hipoxia cerebral

¿Quién está en riesgo de hipoxia cerebral?

Cualquier persona que experimenta un evento en el que no recibe suficiente oxígeno está en riesgo de sufrir hipoxia cerebral. Si su trabajo o actividades regulares implican situaciones que le privan de oxígeno, su riesgo es mayor. Cuando su cuerpo o cerebro pierde completamente su suministro de oxígeno se produce la anoxia.

Deportes y aficiones

Participar en deportes donde las lesiones en la cabeza son comunes, como el boxeo y el fútbol americano, también lo pone en riesgo de hipoxia cerebral. Los nadadores y buzos que mantienen la respiración por largos períodos de tiempo también son susceptibles. Los alpinistas también corren peligro.

Afecciones médicas

Usted está en riesgo si tiene una condición médica que limita la transferencia de oxígeno a su cerebro. Estas condiciones incluyen:

  • esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que es una enfermedad degenerativa que afecta a los nervios del cerebro y la médula espinal.
  • hipotensión
  • asma

Los recién nacidos pueden sufrir hipoxia neonatal.

[anuncio_b30 id=4]

¿Cuáles son los síntomas de la hipoxia cerebral?

Los síntomas de la hipoxia cerebral varían de leves a graves. Los síntomas leves incluyen

  • pérdida temporal de memoria
  • disminución de la capacidad para mover el cuerpo
  • dificultad para prestar atención
  • dificultad para tomar decisiones acertadas

Los síntomas graves incluyen

  • embargo
  • coma
  • muerte cerebral

Un nivel de oxígeno por debajo de lo normal en la sangre produce hipoxemia.

Cuáles son los síntomas de la hipoxia cerebral

¿Cómo se diagnostica la hipoxia cerebral?

El médico puede diagnosticar la hipoxia cerebral examinando los síntomas, las actividades recientes y la historia clínica. Un examen físico y pruebas por lo general son parte del proceso. Los exámenes pueden incluir

  • un examen de sangre que muestra la cantidad de oxígeno en su sangre
  • una resonancia magnética que muestra imágenes detalladas de su cabeza
  • una tomografía computarizada, que proporciona una imagen tridimensional de su cabeza
  • un ecocardiograma, que proporciona una imagen de su corazón
  • un electrocardiograma, que mide la actividad eléctrica del corazón
  • un electroencefalograma (EEG), que mide la actividad eléctrica del cerebro y señala las convulsiones.

¿Cómo se trata la hipoxia cerebral?

La hipoxia cerebral requiere tratamiento inmediato para restablecer el flujo de oxígeno al cerebro.

El curso exacto del tratamiento depende de la causa y severidad de su condición. Para un caso leve causado por la escalada de montaña, por ejemplo, usted regresaría inmediatamente a una altitud más baja. En casos más severos, usted necesita atención de emergencia que lo coloque en un ventilador (máquina de respiración). Su corazón también puede necesitar apoyo. Usted podría recibir hemoderivados y posiblemente líquidos a través de un tubo intravenoso.

Buscar tratamiento inmediato reduce sus probabilidades de sufrir daño cerebral. También puede recibir medicamentos para tratar problemas de presión arterial o para controlar la frecuencia cardíaca. Los medicamentos anticonvulsivos o anestésicos también pueden ser parte de su tratamiento.

Recuperación y perspectivas a largo plazo

La recuperación de la hipoxia cerebral depende en gran medida del tiempo que su cerebro haya estado sin oxígeno. Dependiendo de la gravedad de su afección, es posible que tenga problemas de recuperación que finalmente se resuelvan. Los desafíos potenciales incluyen:

  • desvelo
  • alucinaciones
  • amnesia
  • espasmos musculares

Las personas cuyos niveles de oxígeno cerebral han estado bajos por más de 8 horas generalmente tienen un pronóstico más pobre. Por esta razón, las personas con lesiones craneales severas generalmente son monitoreadas en el hospital inmediatamente después de la lesión para asegurarse de que sus cerebros reciban suficiente oxígeno.

¿Puede prevenir la hipoxia cerebral?

Usted puede prevenir la hipoxia cerebral monitoreando ciertas condiciones de salud. Visite a un médico si su presión arterial es demasiado baja y mantenga su inhalador cerca en todo momento si usted es asmático. Evite las alturas elevadas si es susceptible al mal de altura. Para las personas inesperadamente privadas de oxígeno, como durante un incendio, la reanimación cardiopulmonar inmediata (RCP) ayuda a prevenir el empeoramiento de la afección.

Hipoxia cerebral
5 (100%) 1 vote